fbpx

Recientemente un estudio científico elaborado por investigadores de la RMIT University y publicado en la revista Science Advances ha demostrado un hecho increíble: las abejas emplean operadores lógicos como la suma o la resta para optimizar su proceso de obtención de alimentos.

Esta sorprendente capacidad analítica también les es de gran utilidad en tareas tan dispares como determinar la distancia que tienen que recorrer hasta el alimento o medir las posibilidades de crecimiento de su colmena. Este último caso es el que más nos puede interesar, ya que si tratamos a la colmena no como un enjambre, sino como un conjunto de individuos enfocados en un objetivo común y que comparten información, rápidamente nos damos cuenta de la similitud con una empresa. Al fin y al cabo, las empresas son conjuntos de empleados enfocados en el cumplimiento de una tarea u objetivo, por lo que de la planificación dependerá, en gran medida, el éxito de la misma.

Las abejas miden la efectividad de una ruta de búsqueda de polen analizando, comparando y compartiendo la información con el resto del enjambre, ¿te imaginas a tu equipo de ventas trabajando como uno solo y de la manera más efectiva? ¿Y si el polen fuera la consecución de objetivos comerciales y las abejas agentes comerciales en búsqueda de la mejor oportunidad?

Gracias al desarrollo de nuevas tecnologías como el Machine Learning y el Big Data, toda la información obtenida en cada uno de los procesos de ventas es susceptible de analizarse y procesarse. Como consecuencia, cada uno de los empleados del equipo de ventas podrá disponer de la información necesaria para tomar decisiones estratégicas basadas en datos reales, con la finalidad de alcanzar sus objetivos de una manera más sencilla.

Las aplicaciones de planificación de las ventas basadas en el Data Science como la que está poniendo en marcha la empresa valenciana BeHawks, pueden ayudar a tu empresa a fijar objetivos reales en base a modelos predictivos basados en el histórico de las ventas.

De esta manera, todos los vendedores de campo conocerán datos tan interesantes como dónde están sus clientes potenciales, cuál es el rendimiento esperado de la visita o cómo llegar de la manera más fácil a los mismos. Por otro lado, el uso de modelos predictivos les permitirá abordar cada una de las negociaciones conociendo las posibilidades reales de cada uno de los clientes, pudiendo ofrecerles las ofertas, productos y servicios que satisfagan sus necesidades concretas.

Si hace unos años la tendencia en el mundo empresarial era la de captar y registrar una gran cantidad de datos utilizando software ERP y/o CRM, para los próximos años será clave el análisis y la estructuración de dicha información para la obtención de unos resultados de ventas acordes a esa ingente cantidad de información.

Interesante, ¿verdad? No te quedes aquí y descubre cómo el Data Science y la planificación estratégica cambiarán el mundo de las ventas para siempre, no te pierdas nuestro último artículo Business Intelligence vs Data Science.